Secciones de botica

lunes, 23 de abril de 2012

Alta costura: rojeces


Valentino

Seguro que el rojo que pudiéramos perseguir cuando pensamos en Valentino, no es el mismo del que huímos cuando aparece en nuestras mejillas.

¿Por alcohol, por timidez?
Esta patología que a tantos incomoda, se denomina Rosácea. Es una enfermedad inflamatoria de origen vascular, debida a trastornos de la circulación sanguínea en el rostro. Las personas que sufren rosácea están en boca de la sociedad por falsas atribuciones.

¿Quiénes la sufren?
La rosácea puede manifestarse a partir de los 25 años y afecta particularmente a las mujeres de piel clara, cabellos rubios y ojos azules. El pico más alto de la enfermedad se produce entre los 40 y 50 años. Los hombres afectados por esta enfermedad suelen sufrirla en una fase más avanzada.

Diferentes estadíos de la Rosácea:

Fase I: enrojecimiento


Rojeces intensas y transitorias. Aparecen en la nariz y los pómulos, acompañadas de sensaciones de calor y picor. Este fenómeno dura unos 5 minutos, se vuelve crónico y se reproduce en las siguientes fases de la enfermedad.

Fase II: fase capilar


Los pequeños vasos dilatados de color violáceo pueden igualmente aparecer de forma progresiva en las mejillas, las aletas nasales y los pómulos. Se habla entonces de CUPEROSIS.

Fase III: fase acneica
Las zonas rojas del rostro aparecen sembradas de granos rojos (a veces con cabeza blanca). Es la forma de rosácea más fácil de identificar. Esta fase, puede aparecer de golpe.

Fase IV: rinofima
Más rara, pero más grave todavía, esta fase (rinofima) se da con más frecuencia entre hombres mayores de 50 años.

¿Cómo evoluciona la rosácea?

Evoluciona a brotes y no siempre de la misma manera. Mañana repasaremos los cuidados cosméticos más adecuados. Os doy unos consejos para evitar en lo posible las situaciones que agravan los síntomas.


Cuidado con las variaciones bruscas de temperatura (alimentos, clima o baños demasiado calientes)

Una persona afectada de rosácea puede presentar sólo rojeces transitorias y no padecer las otras fases de la enfermedad durante toda su vida, aunque es posible que en su rostro aparezcan de golpe rojeces que se volverán permanentes, vasos sanguíneos dilatados y granos. El paso de una fase a otra depende de cada individuo y es imprevisible.

¿Tienes rojeces , te suena algo de todo ésto?

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Sin ti no hay ideas...