Secciones de botica

martes, 10 de marzo de 2015

Jaque mate a las "cacas de oveja"



Os vamos a contar una historia totalmente real que a más de uno os va a abrir las puertas en vuestro cerebro a terapias diferentes a la del medicamento químico. Nosotros hemos sido uno de ellos. La historia se llama: OPEN YOUR MIND.

Cuando como padres, ya no boticarios, nos vimos sobrepasados por los llantos de nuestro "mini piel" por problemas de gases y estreñimiento, probamos con todo lo  que pudiera ayudar al tránsito intestinal de nuestros bebés y liberara los gases de ese pequeño cuerpo, al que tanto le hacían sufrir y consecuencia de ello, nosotros creíamos desfallecer ante un llanto incesante.

En el L´AdP, sufríamos (hemos escrito bien en PASADO) con dos de nuestros "mini piel", un problema severo de ESTREÑIMIENTO. Partíamos de la base y tranquilidad para nuestros propios bebés de que desmentimos esta leyenda urbana a diario con nuestros pacientes:


TODAS LAS PERSONAS TIENEN QUE IR TODOS LOS DÍAS A HACER DE VIENTRE
¡¡FALSO RE-FALSO!!

NO es cierto ni para adultos ni para bebés. El movimiento intestinal adecuado para tu "mini piel" es sólo el que sea normal para TÚ bebé. Dependiendo de la edad, la dieta y la rapidez con que el cuerpo digiere los alimentos y se deshace de los residuos y qué activo sea el bebé, tendrá sus propios patrones únicos. Sí que es cierto, que la mayoría de los bebés no pasarán más de una semana sin evacuar sus tripitas.

Así que respetando esta máxima, llegó el día en que nuestros "mini piel", comenzaron a sentirse incómodos, es decir LLANTO FRECUENTE. Como os podéis imaginar, siendo boticarios probamos con todas las leches y cereales del mercado, normales, especiales de tránsito, caras, baratas...Con algunas, notábamos mejora al comienzo, pero luego nuestros "mini piel" revertían a sus tripas poco "generosas".

Nuestros bebés estaban en el tipo 1 y 2 de forma crónica.

Necesitábamos a nuestro pediatra. Cuando un bebé o un niño ha experimentado cacas dolorosas, asocia defecación con dolor y el niño evita tener evacuaciones intestinales. Las heces se acumulan en el recto y se hace aún más difícil. El proceso de defecación se hace aún más doloroso y el niño evita aún más  tener una evacuación intestinal. Un círculo vicioso y peligroso.

Los diferentes facultativos, coincidieron en sus consejos a seguir, así que nos pusimos manos a la obra:

1. Realiza al bebé masajes de este estilo:

No nos funcionó salvo para aliviar gases

2. Estimula el intestino con la puntita del termómetro en el culete.

3. Eupeptina ( peptina con carbonato magnésico) disuelta en el biberón.

4. Si come purés, añade en todos los que vayas a cocinar un puño de lentejas como ingrediente. 

5. Recurre cuando ya no se pueda más, a enemas naturales de lactante. Totalmente inocuos. Nosotros sin dudarlo utilizamos los enemas naturales de miel de laboratorios ABOCA, MEDILAX. Son increíbles.

Nuestros bebés, buenos comedores se atrevían con todo, purés que frutas, pero no había manera. Solución para unos días para volver a su estado de "no caca" o "caca de oveja".

Así llegamos a nuestro punto más "esotérico" pero que a nosotros (que somos bastante escépticos con estas cosas) nos ha sorprendido su efectividad y precisión. Nos invitó una amiga boticaria a una sesión de estimulación al movimiento de los bebés para mejorar el desarrollo psicomotor, basado en la importancia que tiene los primeros movimientos del primer año de vida para el desarrollo de la conexión neuronal. Ante nuestro asombro por todo lo que estábamos escuchando, se nos ocurrió preguntar, aunque no venía mucho a cuento:

¿QUÉ HAGO CON UN BEBÉ SUPER ESTREÑIDO?

Su respuesta nos llevó a la reflexología, una disciplina que se fundamenta en que todos los órganos del cuerpo están asociados a diferentes puntos concretos en las manos, pies, orejas o nariz. Y en que dichos puntos se pueden estimular con presión y que de esta manera estaremos estimulando de forma refleja el órgano en cuestión.



Pues bien, debemos saber que la zona conectada en los pies con el intestino grueso está en los laterales externos de los pies y cruza por la parte media (exactamente como la forma del intestino grueso). Y el intestino delgado justo en el centro de este arco. 


Así que para aplicar el masaje procederemos de la siguiente manera:

  1. Primero estimularemos el intestino grueso, realizando un movimiento con forma de herradura en los dos pies. Dicho movimiento se puede hacer con el dedo que te resulte más cómodo, y ejerciendo una cierta presión sobre la planta del pie.
  2. Y segundo estimularemos el intestino delgado, para lo cual presionaremos con un suave movimiento circular (en el sentido de las agujas del reloj) con nuestros dedos. El pulgar suele ser el más cómodo para esto.


De esta forma realizaremos repetidas veces el movimiento 1, para pasar finalmente a presionar el punto 2. Así lo haremos en el orden correcto, estimulando primero el intestino grueso para dejar lugar y que pueda activarse luego el intestino delgado.

Lo pusimos esa misma noche, que salimos del curso, en práctica. Al bañar que es su momento relax....hamaca para apoyar a los bebés....y pies para arriba y mojados...Perfecto para que nos dejaran tocárselos. Deciros, que sin llegar al paso 2, no pasaron ni 10 minutos cuando empezamos a ver salir burbujas del agua....y acto seguido...¡¡¡¡¡¡¡¡¡caca regalo  a la bañera!!!!!!. No dábamos crédito de la efectividad. Con lo cual lo atribuimos, nosotros, "hombres de ciencia", a la casualidad.

Al día siguiente, nos comía la curiosidad de cual iba a ser el efecto de tan curioso masaje a la hora del baño. Segundo día con éxito ante la prueba. Lo llevamos practicando 1 mes y no ha fallado ningún día. Desde la primera semana quitamos la Eupeptina para no atribuir beneficios equivocados al masaje y el resultado ha sido siempre de éxito. No sólo éso, los bebés están quitando el miedo y nos sorprenden  a día de hoy con deposiciones normales durante el resto del día.

¿Y tú? ¿Te atreves a probarlo? No te cortes, no pierdes nada y es totalmente gratis. Nosotros a día de hoy seguimos atónitos. Es igual tanto para bebés, niños que adultos.

2 comentarios :

  1. Me parece espectacular. Yo también lo he comprobado aunque me resultaba un poco difícil de comprender.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ES ALGO SOBRENATURAL!!Un poco de paciencia y voilá!! éxito rotundo. Es un poco tedioso el tener que cambiar luego el agua para bañarles a continuación, pero es MARAVILLOSO , GRATIS y SIN MEDICACIÓN.

      Eliminar

Sin ti no hay ideas...