Secciones de botica

jueves, 6 de octubre de 2016

¡A limpiar los moquitos!


LLega el frío y las clases han comenzado. Nos podemos imaginar que todos los que tenéis "mini piel" por casa, estáis amasando una fortuna en mocos. Pero desgraciadamente es así, mocos y niños es un pack inseparable, especialmente en esta época del año.

Prevenir y combatir las enfermedades respiratorias más comunes en niños


Realizar lavados nasales con sueros fisiológicos, utilizar humidificadores y mantener una correcta hidratación con abundante ingesta de líquidos, son algunos de los consejos aportados por la neumóloga pediátrica del Hospital Sanitas La Moraleja de Madrid, María Elena Maza. Las infecciones respiratorias de vías altas, conocidas como resfriado común, son unos de los principales motivos de consulta pediátrica.

Los mocos no son “malos” pero molestan. A los bebés, no les dejan respirar bien, les molestan para comer y para dormir, vomitan...La diferencia con los más mayores, es que aún no saben sonar en un pañuelo. Aunque hemos de decir, que desde bien pequeños pueden aprender si se les enseña a modo de repetición por ver hacerlo a los adultos.

¿Es tan importante mantener la nariz limpia en bebés?


Sí. Los bebés no saben respirar por la boca, con lo cual, si no les ayudamos  a despejar la  nariz, “se ahogan”. De ahí la importancia de intentar tener la nariz limpia para mantener la permeabilidad de ésta.




¿Qué es lo mejor para limpiar la nariz de los bebés y niños pequeños?


El suero fisiológico o soluciones salinas equivalentes. El suero a presión, arrastra los mocos, que bien puede producir que el niños los expulse o se los trague. Se puede aplicar el suero a demanda. Generalmente se recomienda antes de comer y de dormir por facilitarles el proceso de comer o descansar.

Puedes elegir:
  • Preparados comerciales con suero fisiológico o soluciones salinas que se aplican directamente en los orificios nasales y se administran a presión.
  • Suero fisiológico que aplicamos con una jeringa. Se carga una jeringa de una botella de litro y se aplica con cierta presión en cada fosa nasal. 1-2 mililitros es suficiente.
L´AdP se decanta por las referencias monodosis por ser más higiénicas. Al ser desechables tras un solo uso no hay posibilidad de contaminación.

¿Es bueno utilizar un aspirador?


No son imprescindibles. Los hay manuales o automáticos. No podemos ocultar que a nosotros los manuales nos dan bastante asco. El hecho de aspirar con la boca, no nos seduce y muchas veces los bebés sufren heridas en los orificios nasales al no poder mantenerlos quietos.
.
Para combatir el catarro y la incómoda tos que produce, lo que sigue funcionando es un poquito de miel en un vaso de leche o en el biberón, a partir de 1 año de vida. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Sin ti no hay ideas...