Secciones de botica

miércoles, 17 de mayo de 2017

Cuidados generales post parto


Hace unos meses hablábamos sobre los cambios que sufre una mujer en el embarazo. Ésta situación, conlleva unos cuidados específicos para evitar futuros problemas. Una vez interiorizados estos conceptos y aprovechando que nuestro equipo amplía familia, vamos a abordar unas recomendaciones dermocosméticas centradas en el embarazo, en el puerperio y en el lactancia.

Cuidado de los senos

El cambio del tamaño de los senos es uno de los primeros síntomas que se observa. Se vuelven más sensibles y endurecidos debido a las hormonas secretadas por el cuerpo lúteo y a la placenta. Los efectos hormonales producen desarrollo de las glándulas y de los conductos mamarios con la finalidad de la producción de leche; hasta es posible que a partir de la mitad del embarazo salga alguna secreción por los pezones. Al aumentar el tamaño se incrementa la circulación de la sangre y las venas superficiales se vuelven más gruesas y visibles. 

Un trastorno importante debido al aumento de peso y volumen es la formación de estrías debido al deterioro de elementos de la epidermis.

Los cambios también afectan a los pezones. La areola que envuelve al pezón aumenta de diámetro, y se hiperpigmenta. La sensibilidad aumenta y aparecen rozaduras.  El cuidado del pezón es primordial para prevenir la aparición de grietas durante la lactancia, ya que el recién nacido al succionar del pecho, aplasta y estira el pezón. Asimismo, se crea humedad en la zona por restos lácteos que pueden producir fermentaciones y acidez. La aparición de grietas es muy dolorosa y puede llevar a la decisión de abandonar la lactancia.

Para prevenir las grietas del pezón se debe reforzar la piel de éstos:
  • lavarlos sólo con agua y un jabón syndet sobreengrasante que evite la deslipidificación.
  • aplicar una hidratante sobre la zona.
  • el tan aclamado PureLan 100 de MEDELA, aunque sigan empeñándose en recomendarlo como cura para cuando YA APARECEN LAS GRIETAS, desde nuestro equipo de boticarios que han trabajado muchos años en formulaciones de grandes laboratorios dermocosméticos, hemos de decir que es un error de concepto. Este producto, como indica su nombre, es una lanolina 100% pura. Con lo cual,  tiene propiedades hidratantes y por ello refuerza la piel de la zona, pero NO CURA LAS ESTRÍAS. Es más, el momento de utilizarlo es meses antes de dar a luz para fortalecer la piel del pezón al mantenerlo bien hidratado.
  • Si las estrías apareciesen aún con todos los cuidados indicados, una auténtica revolución para eliminarlas es esta referencia de URIAGE, BARIADERM CICA, con efecto regenerador y antibacteriano.  Adaptada para uso desde bebés hasta adultos, con lo cual una perfecta opción para guardar en el botiquín de casa.


Los pechos no poseen músculos que los aguanten: su firmeza y tonicidad depende de la elasticidad de la piel que los sostengan. Su relieve se debe a glándulas que tienen forma cónica sujetadas por fibras conjuntivas a los músculos pectorales. Por este motivo deberemos tener en cuenta que es muy importante reforzar la trama fibrilar de la piel de esta zona para que tras el parto y la lactancia la mujer recupere la firmeza del pecho. Son diversas las estrategias a seguir:
  1. utilizar un sujetador que los mantenga bien, preferiblemente de fibras naturales; el tirante debe ser ancho y regulable y la copa profunda, que se ajuste al tamaño sin oprimir y permita la transpiración.
  2. duchas circulares con agua fresca en cada pecho durante unos 30 segundos estimulan la circulación y tonifican los tejidos.
  3. series de ejercicios destinados a ejercitar los pectorales.
  4. reforzar la elasticidad de la piel y tonificarla con un producto específico para el pecho dos veces al día, extendiéndose desde la barbilla, bajando por el cuello y rodeando los senos, evitando el pezón y la areola. Estos productos son hidratantes, nutritivos y reafirmantes, y con ellos se previene la aparición de estrías y el relajamiento de la piel para conservar su firmeza. ¿Composiciones interesantes?  Nos ha enamorado por su textura, composición, tamaño y dosificador el producto de NEOSTRATA Skin Active de laboratorios IFC. Hidrata y rellena, se absorbe super rápido y encima evita la formación de melanina para evitar la aparición de manchas del escote.
65 euros. De los productos que más cantidad de producto trae y mejor resultados da.

Hiperpigmentación de la piel

Los cambios hormonales aumentan la actividad de los melanocitos con el consecuente aumento de síntesis de melanina. Las zonas susceptibles de presentar cambios de pigmentación son las areolas mamarias, pezón, ombligo, axilas, cara interna de los muslos y región genital. Las pecas o cicatrices recientes también pueden oscurecerse. Es más normal que ocurra en mujeres morenas que en las de piel clara; afortunadamente, después del embarazo la piel recupera su coloración.

En la cara puede aparecer lo que se conoce por melasma o cloasma; son manchas de color amarillo-marronoso localizadas de forma simétrica en frente y mejillas que pueden aparecer de forma más frecuente en la segunda mitad del embarazo. Otra zona que puede afectarse es en el abdomen, donde aparece una línea vertical hiperpigmentada, la "línea alba" que va desde un poco más abajo del pecho hasta el vello púbico.

Todos estos cambios de color empeoran con la exposición al sol, por esto las zonas del cuerpo que quedan expuestas se deben proteger desde el principio del embarazo con fotoprotectores SPF 50+. Mejor si contienen filtros físicos en su formulación. A nosotros nos chifla la formulación de SKINCEUTICALS de pantallas físicas como protector solar facial para evitar las manchas. No es el más barato, pero es la mejor textura de los filtros de pantallas físicas exclusivas.


Cuidado de las piernas

Los trastornos de la circulación son muy frecuentes durante la gestación por diversas razones: presión del útero al aumentar de tamaño sobre las venas de la pelvis, dificultando la circulación de retorno; aumento del volumen de sangre circulante en venas y arterias debido al crecimiento del útero y al desarrollo de la placenta; incremento de peso corporal, desplazamiento y compresión de los órganos proximales, ya que el útero va ocupando el espacio abdominal, y, por último, cambios hormonales que relajan los músculos de las paredes de los vasos sanguíneos que se dilatan. Sin olvidar que también influyen los factores hereditarios o de la propia constitución.

Todo ello provoca diversas molestias en las piernas como pesadez, edema, hormigueo, hinchazón (sobre todo a última hora del día en tobillos y pies), calambres, telangiectasias (retículos capilares) y varices. Estas molestias se pueden manifestar en el segundo y tercer mes de gestación, haciéndose más problemático a medida que transcurre el embarazo.

Conviene prevenir estos trastornos desde el primer mes de embarazo con una serie de recomendaciones:
  • no permanecer mucho tiempo de pie, tampoco permanecer mucho tiempo sentada ni con las piernas cruzadas, realizar un paseo diario para ejercitar la contracción de los músculos de las piernas y así drenar los posibles líquidos acumulados y facilitar el retorno venoso
  • utilizar ropa y calzado adecuados (evitar ropa estrecha y zapatos de tacón demasiado alto)
  • dormir con los pies más altos que la cabeza (se puede colocar un cojín debajo de ellos), cuando se está sentada reposar los pies en alto sobre una superficie blanda
  • evitar los focos de calor
  • aplicar duchas con agua fresca en sentido ascendente
  • no olvidarse de los masajes circulares, también ascendentes desde los tobillos hasta los muslos con cremas específicas vasoprotectoras y tonificantes. Estamos teniendo resultados muy buenos con PRANAROM con el GEL PIERNAS CANSADAS CIRCULAROM. Descongestiona, tónico venoso y linfático, antiinflamatorio y antiedematoso. A partir éso sí, del 6 mes de embarazo y es compatible con la lactancia.
Importante aplicarlo siempre con masaje ascendente mañana y noche

Higiene íntima

Se debe realizar con jabones especiales destinados a la zona anal y vaginal, que normalicen el pH protector y que mantengan la flora bacteriana de esta mucosa. Durante el puerperio se debe controlar la higiene de esta zona para evitar que las acumulaciones de las secreciones favorezcan las infecciones. En los primeros días después del parto sí que está contraindicado el baño o sumergirse en el mar o la piscina hasta que la revisión ginecológica confirme la recuperación de los genitales.

Sin duda para nosotros, de elección RILASTIL CUMLAUDE HIGIENE ÍNTIMA CLX, con clorhexidina.
8 euros aproximadamente


Cuidado del cabello

Son muchos los cambios que se pueden notar, como alisarse un poco en la mujer que lo tiene rizado o al revés, así como manifestarse reacciones alérgicas a determinados tintes o volverse algo más graso hacia el final del embarazo debido al incremento de progesterona. Pero, como norma general, el cabello aparece con más fuerza y vida, ya que existen más pelos de lo normal en estado anágeno del ciclo capilar. 

Como después del parto se pierde más pelo de lo habitual, durante la gestación es recomendable someterlo a cuidados especiales con los acondicionadores capilares para suavizar, proporcionar elasticidad y facilitar el peinado por eliminación de la electricidad estática del cabello, y con mascarillas nutritivas que contienen hidrolizados de queratina y aceites vegetales.

Al dar a luz se pierde muchísimo cabello. No hay que alarmarse porque es un fenómeno normal tras el parto que se debe a diversas causas: a la normalización del ciclo capilar, con la consecuente caída del pelo que se debería haber caído durante el embarazo; al aumento de la hormona prolactina que se debe a la lactancia, y a la hipofunción de la glándula tiroides.

Como veis, las recién mamis tienen mucho de lo que ocuparse en su propio organismo, a parte de su bebé. Es importante que se sientan apoyadas y con la seguridad de contar con ayuda en todo momento.

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Sin ti no hay ideas...