Secciones de botica

Mostrando entradas con la etiqueta Rozaduras. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Rozaduras. Mostrar todas las entradas

martes, 8 de noviembre de 2016

¿Más dolor en la lactancia que en el parto?

Foto de Richard Avedon para Vogue

El dolor en la mama o en el pezón es una de las quejas más frecuentes en las madres que han decidido optar por la lactancia materna. Normalmente este dolor aparece en los primeros días de la lactancia y posteriormente va cediendo progresivamente. Estas molestias se deben a los cambios morfológicos que aparecen en la mama en este periodo y que producen distención del tejido mamario, además de a una técnica inadecuada de lactancia.

Consejos para evitar el dolor en la lactancia 


El dolor en la mama puede ser causado por múltiples problemas, desde una pequeña herida en el pezón, hasta una mastitis, pasando por una simple succión fuerte por parte del bebé, o simplemente por la ingurgitación mamaria que se produce en el tiempo entre tomas.



Vamos a ir al grano con la técnica de lactancia:
  1. En la boca del bebé deben introducirse todo el pezón y la mayor parte de la areola y conseguir una colocación correcta de la mandíbula del bebé.
  2. Se recomienda cambiar la posición del bebé durante la toma, de forma que debemos ir rotándolo para que así consiga vaciar todas las zonas de las glándulas mamarias. De esta forma se previene la formación de quistes, posibilidad de mastitis.... 
  3. Los pezones tienen que estar lo más hidratados posibles, con lo cual evita cualquier sustancia que reseque la zona: alcohol o jabones con jabón. Lo ideal es dejar que el pezón al aire libre tras la toma extendiendo un poco de la propia leche sobre la zona y dejar secar posteriormente.
Existen en el mercado pomadas que contienen lanolina, pomadas con vitamina A y vitamina D, vaselina, pomadas antibióticas y aceite de vitamina E que pueden aplicarse sobre el pezón erosionado para reparar y cicatrizar las lesiones producidas.

A nosotros, nos gusta en especial por su capacidad de aislar, regenerar e hidratar, BARIADERM UNGÜENTO de URIAGE.



No te apures si te percatas de que el bebé tiene algo de sangre en la boca o en la leche extraída. No pasa nada y es algo que suele asustar mucho a las mamás. No se nos va va convertir en un protagonista de la saga de los "Cullen".


A pesar de todos estos cuidados, hasta el 35% de las mujeres que están realizando lactancia materna presentan lesiones en los pezones en los primeros cinco días tras el nacimiento. En cuanto al dolor mamario, este porcentaje aumenta hasta el 70 por ciento del total de mujeres lactantes.

Así que mucha paciencia sobre todo, es cuestión de mantener la calma y de no ponernos nerviosos.

lunes, 8 de octubre de 2012

Los Pies de los Lunes



Este Sábado nos invitaron a una presentación de la nueva colección Otoño-Invierno 2013 de esta innovadora tienda de Bilbao. Un punto de reunión de jóvenes emprendedores, embajadores de marcas, iconos de estilo y como no...bloggers. Todos quedamos entusiasmados con los nuevos looks más vanguardistas de la temporada.

Bailando al ritmo que los DJ´s marcaban, desde las no asiduas a los tacones hasta las profesionales de la pasarela, según pasaba la noche, todas buscaban refugio para sus doloridos pies, vestidos por los zapatos más "hot" de la temporada.

¡¡Nuestro Atelier se había puesto en marcha!! ¡¡De nuevo encontraba un paralelismo entre el mundo de la moda y el cuidado de la piel, los pies!! Una de las partes de nuestro organismo que más sufre y que menos atenciones recibe y para los que existe una amplia gama de productos especialmente formulados.



La piel que recubre el pie, se ha ido adaptando a la especial función que desempeña, de forma que presenta muchas diferencias con respecto al resto del epitelio corporal, sobre todo la de la zona plantar. De ahí que cuando hemos querido "aprovechar" para su cuidado, los cosméticos de las manos, piernas...no nos han funcionado.

Las zonas que sirven de apoyo y las que presentan presiones o roces requieren unos cuidados particulares. La población de países desarrollados presenta un 80% problemas relacionados con los pies. Además de soportar a diario el peso corporal y pasar muchas horas encerrados en los zapatos, se someten a agresiones agravadas por lo que dicta la moda: tacones altos, zapatos estrechos, materiales sintéticos...

Las dolencias derivadas de estas noches de fiesta, glamour y diversión son las irritaciones, ampollas, sensación de cansancio, hinchazón...Afecciones no catalogadas como graves, pero sí lo suficientemente molestas como para mermar nuestra capacidad de pasarlo bien. 


Helmut Newton, zapatos de tacón alto y bracelete de Cartier. París 1994

Os pasamos unos trucos infalibles para el dolor " de los pinreles" que os esperan en las farmacias a precios muy interesantes. Tanto para noches de desenfreno "taconil" como para los runners....

Plantillas de silicona

Para  las usuarias de tacones que quieran prevenir las odiadas ampollas una plantilla de silicona es la opción más que recomendable. Se lavan con facilidad para su siguiente uso. Asegúrate antes de salir a la calle que tu pie nos resbala sobre ellas. Si no, por fricción acabarás desarrollando las mismas ampollas que si no las hubieras utilizado.


Cremas antirozaduras 

Pedi- Relax, crema antirozaduras 6,7 euros.


Es un "must have" a la hora de enfundar zapatos nuevos o taconazos de vértigo. Está específicamente formulada con aceites esenciales y agentes formadores de un film para proteger de la fricción y la inflamación derivada de la actividad física. Estos agentes envuelven la epidermis, creando el efecto "doble piel". Combina a su vez, la acción de las almendras dulces para suavizar la piel y la acción antiséptica y antihongos del aceite de Malaleuca (aceite del árbol del té).  Masajea los pies y deja actuar el producto antes de calzarte. Vivirás un antes y un después de conocer este producto.

Para llevar en el bolso

Stick Anti fricción, 6 euros


Su composición de aceite vegetal hidrogenado reduce de forma inmediata e invisible la fricción en la piel, ayudando a prevenir de forma eficaz la formación de ampollas y rozaduras. Aplicar en los pies o en cualquier parte del cuerpo donde se quiera prevenir un rozamiento. No mancha ni resbala. Utilizar solo en piel sana.

¡¡Espero que vuestra próxima intentona con esos diabólicos pero amados zapatos sea más llevadera!!