Secciones de botica

martes, 31 de mayo de 2016

Me pincho heparina

Imagen del blog Leo Pharma

Seguro que todos hemos vivido una experiencia cercana de alguien que se ha tenido que pinchar heparina de bajo peso molecular. Ahora los casos no sólo son debido a problemas de trombos,  sino también a muchas embarazadas que por riesgo de aborto, se pinchan heparina a diario.

Ante tanta literatura contradictoria a la hora de saber cual es la mejor forma de pinchar heparina, desinfectando o no la piel, nos hemos acercado a hablar con nuestra gran amiga médico Esther. Teníamos que contrastar nuestras investigaciones con la praxis real de los ambulatorios y hospitales a día de hoy.

Tal como veníamos comprobando en la farmacia por la literatura que nos llega periódicamente, a día de hoy, si la piel está limpia de una "ducha mañanera", no se aplica nada a modo de "higiene", previamente a una extracción. Con lo cual, ante una inyección subcutánea, como es la heparina de bajo peso molecular, aún menos necesario es este paso.

Aunque en muchos centros de análisis, se use alcohol impregnado en un algodón para "desinfectar" la piel previo a las extracciones de sangre, realmente no es necesario. Es más, el alcohol puede ayudar a fijar las bacterias en la piel y con la ayuda de la aguja hacer que penetren en el organismo. 

Con lo cual, aunque hay muchas "escuelas" respecto a la limpieza de la zona, lo que predomina últimamente es que la desinfección de la piel no es necesaria antes de administrar una inyección subcutánea, muscular o extracción.

Foto Stylelovely


Tanto el alcohol como el agua oxigenada son buenos desinfectantes. Es decir, son capaces de eliminar un buen porcentaje de microorganismos (bacterias, virus, hongos...) sobre superficies y objetos (no son materia viva) y piel sin herida. No son tampoco de los de "primera categoría" en cuanto a poder desinfectante pero sí tienen una eficacia considerable y son baratos. Es por esta razón, por la que el alcohol se utiliza en algunos hospitales y centros de salud para limpiar la piel intacta antes de, por ejemplo, pinchar para extraer sangre.

Pero, aunque sean buenos desinfectantes no son buenos antisépticos. Es decir, no son eficaces en la eliminación de gérmenes sobre tejidos vivos especialmente en heridas y mucosas. Ésto se debe a que el mecanismo químico por el cual actúan se ve inactivado en gran medida al contacto con tejidos vivos. Lo que hace que desinfecten en superficie pero muy poco o nada en profundidad. 

Así que los que por desgracia tengáis que inyectaros heparina frecuentemente, no os preocupéis ni media, si tenéis la piel limpia y en medio de una cena o comida, os tenéis que levantar de la mesa para administraros la dosis que os ha sido pautada por vuestro especialista y no tenéis encima, más que vuestra jeringa precargada.

Lo que sí que es muy importante:

  1. Como para todo en la vida, lavar previamente bien las manos.
  2. Alternar el lugar de la punción cada día y que mantengan una separación de al menos 2cm.
  3. No pinchar cerca de una zona enrojecida, un lunar o una cicatriz.
  4. La burbuja de aire no hace falta ser expulsada antes de la inyección.
  5. Antes de desechar la jeringa, presionar la aguja contra la lengüeta hasta doblarla y depositar la jeringa usada en el punto SIGRE de su farmacia.
Para los que lo hemos tenido que hacer en alguna ocasión, deciros que poner la palma de la mano una vez sacada la aguja sobre la zona de punción ayuda a que no se produzcan hematomas.

¿Os ha sacado de dudas?

2 comentarios :

  1. Por si le pudiera servir a alguien. Ayuda coger un buen pellizco de piel a la hora de inyectar la heparina y no frotar una vez puesta, esto previene también la aparición de hematomas.
    Un saludo.

    ResponderEliminar

Sin ti no hay ideas...