Secciones de botica

Mostrando entradas con la etiqueta hongos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta hongos. Mostrar todas las entradas

martes, 28 de marzo de 2017

¡¡Solución para los hongos!!


En verano son muy comunes las infecciones de hongos en los pies. No es una afección grave, pero si puede llegar a ser bastante molesta. Generalmente, las personas que sufren hongos en los pies, suelen tener varias recurrencias a lo largo del año.

¿Qué son los hongos? Estos pequeños compañeros de viaje que a veces nos echamos, son diminutos organismos parásitos que no son ni una planta ni un animal. Los hongos, prosperan en ambientes húmedos y cálidos, y se alimentan de la queratina, que es la proteína principal de las uñas, el cabello y la piel.

Hongos en las uñas

La infección por hongos en las uñas, o la onicomicosis, es la alteración de las uñas más común y es responsable de alrededor del 50% de todas las infecciones de las uñas. Los hongos en las uñas son una causa de sobreproducción de queratina en las uñas, haciendo que sean más gruesas y que se separen de su lecho.

Nuestros pies albergan cerca de 200 tipos de hongos - más que cualquier otro lugar de nuestro cuerpo - pero no todos ellos son malos. Los dos tipos de hongos principales que causan infecciones de las uñas son los dermatofitos y las levaduras. Los dermatofitos son generalmente los culpables de los hongos en las uñas en las regiones templadas del mundo, mientras que las levaduras tienen mayor prevalencia en los trópicos y son más propensas a causar infecciones en las uñas de las manos. Hay muchas levaduras diferentes que pueden causar onicomicosis en las uñas de las manos, pero la mayoría de los casos son el resultado de una que seguro que os suena, la Candida albicans. Es la misma levadura que ocasiona la candidiasis vaginal. El moho es otra causa común de las infecciones por hongos en las zonas tropicales.

Infección de la piel por hongos

El pie de atleta, que hace que la piel entre los dedos se enrojezca, se escame y pique, es una de las causas más comunes de infecciones por hongos en la piel del pie. Además de los dedos del pie, también se puede presentar en los talones, las palmas de las manos y entre los dedos de las manos. De todas las personas que padecen el pie de atleta, aproximadamente un tercio se ven afectadas también por hongos en las uñas. 

Factores que pueden favorecer la aparición de hongos

  • La humedad. Los hongos se desarrollan muy bien en los ambientes cálidos y húmedos por éso crecen en piscinas y duchas. De hecho, los nadadores tienen el triple de probabilidades de contraer la enfermedad en comparación con la población en general. Los hongos en las uñas también son contagiosos, por lo que el uso de duchas públicas y caminar descalzo por el suelo en un vestuario, aumenta el riesgo de contagiarse la enfermedad de otras personas.
  • Calzado ajustado. La onicomicosis, es más común en las uñas de los pies que en las uñas de las manos, en parte debido a que el ambiente oscuro, húmedo y cálido del calzado es una "sala de fiesta"para los hongos. El calzado también restringe la circulación en los pies, lo que hace más difícil que el sistema inmunológico detecte y combata la infección. El uso de calzado muy ajustado y sin buena transpiración y traumatismos constantes, es probablemente una de las razones por las que los atletas se ven afectados en una proporción mucho mayor por las infecciones por hongos. 
  • Enfermedades y medicamentos. Si tenemos el sistema inmunológico debilitado debido a una enfermedad o a medicamentos como los esteroides o antibióticos, seremos más vulnerables a una infección por hongos de las uñas. La psoriasis, las enfermedades inflamatorias intestinales, el SIDA, la diabetes, el cáncer o la mala circulación se han relacionado con un mayor riesgo para padecer infecciones por hongos en las uñas. 
  • Edad. La onicomicosis se vuelve más frecuente con la edad y hasta el 50% de las personas mayores de 70 se ven afectadas. Esto es probablemente debido al hecho de que las personas mayores tienen peor circulación y unas uñas más gruesas que tardan más en crecer hacia fuera.
  • La historia familiar. Los hongos en las uñas no son hereditarios, pero puede hacer que sea más susceptible a contraer la infección. Si un miembro de la familia tiene onicomicosis, otros también pueden contraer la enfermedad debido al uso de la misma ducha o compartir artículos personales como toallas. Las toallas deben ser de uso personal. 
  • Otros factores. Fumar, usar uñas artificiales, comerse las uñas y la sudoración excesiva se han asociado con un mayor riesgo de infección por hongos en las uñas. También es más común entre los hombres que entre las mujeres.
Paciente con recurrencias tratado con AROMADERM. En una semana el hongo desapareció.

Pranarôm, una vez más, funciona a niveles insospechados. AROMADERM Uñas certificado BIO es una loción que soluciona y en tiempo récord, este incómodo problema. Hemos hecho la prueba con este producto en pacientes recurrentes, que han probado todo tipo de tratamientos, incluidos fármacos antifúngicos. La mayoría de las pacientes tratados con este producto, han coincidido en que ninguno ha tenido la efectividad de AROMADERM UÑAS.

¿Es una poción milagrosa? No, no existen. Esta "pócima" es una SINERGIA con aceites esenciales quimiotipados, 100% puros y ecológicos: Palmarosa (antiinfeccioso de amplio espectro), Lemongrass (antiinfeccioso selectivo de hongos), Niaulí (inmunoestimulante), Lavandín súper (antiséptico de alta afinidad por la piel), Citronela de Madagascar (tonicidad de las uñas), Clavo (aceite esencial de elevada potencia antiinfecciosa), Hipérico (cuidado de las pieles frágiles y enrojecidas), Katrafay (antipruriginoso). Todo ello en una base del aceite vegetal más polivalente que es Nuez de Albaricoque.


Alternativa barata y eficaz. Frasco con pincel aplicador. 10 ml cuesta 9,5 € aproximadamente. 

Esta sinergia, purifica la piel de los pies y de debajo de las uñas. Una de las grandes ventajas de los aceites esenciales es que algunos son antiinfecciosos de amplio espectro, es decir, actúan sobre: bacterias, virus, hongos o parásitos. Los hongos, son especies muy sensibles a los aceites esenciales.

Aplicar varias gotas directamente sobre la zona afectada una o dos veces al días hasta que mejore durante 4-6 semanas.  Hemos visto pacientes con recurrencias que en cuestión de una semana, el pie de atleta, ha desaparecido.

No utilizar en niños menores de 30 meses ni durante el embarazo o la lactancia.